Desde hace unos años, la diabetes se ha convertido en una de las principales amenazas para la salud integral. Millones de personas en todo el mundo la padecen, y aunque regularmente es detectada en adultos, los niños también pueden desarrollarla.

De ahí la importancia de que los padres sepan identificar las señales que alertan sobre la posible presencia de esta enfermedad.

Sin embargo, un reciente estudio encontró que, lamentablemente, no todos los padres están al tanto de cuáles son los síntomas que anuncian la posible presencia de diabetes.

Conoce más: 8 tips para prevenir la obesidad infantil

La investigación, llevada a cabo por la Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) encontró que hasta cuatro de cada cinco padres tienen problemas para reconocer las señales de advertencia de esta enfermedad crónica en sus hijos.

Ante este panorama, la FDI afirmó que es necesario mejorar la educación y concienciación de la gente sobre este trastorno, el cual se ha incrementado drásticamente en las últimas décadas en todo el mundo.

Señales de alerta

“Existe mucha confusión sobre los signos de advertencia de diabetes, ya que sólo 17% nombraron todas las señales correctas”, lamentó el profesor Nam H. Cho, presidente de la IDF.

De acuerdo con el experto, los principales signos de advertencia de que la diabetes puede estar presente son:

-Sed excesiva.

-Necesidad frecuente de orinar.

-Falta de energía.

-Visión borrosa.

-Heridas que no sanan o sanan lentamente.

-Entumecimiento de pies y/o manos.

Mientras más pronto se detecte, menores serán las complicaciones y los efectos en la salud a largo plazo, subrayó la IDF.

Consejos

Actualmente no existe cura para esta enfermedad crónica, pero es posible controlarla llevando un control de los medicamentos y sometiéndose a análisis regulares para evitar complicaciones, apuntó Cho.

En el caso de la diabetes tipo 2, es posible prevenirla con cambios simples en el estilo de vida, los cuales incluyen llevar una dieta saludable, realizar actividad física de forma regular y mantener un peso adecuado.

 

Vía: BBC