Cuando se trata de alergias, la rinitis alérgica con su congestión y picazón en la nariz recibe mucha atención. Pero para algunos, la mayor molestia es la conjuntivitis alérgica, la cual ocasiona ojos llorosos y con picazón. Incluso podrías tener ambas reacciones.

La conjuntivitis alérgica es la inflamación de la conjuntiva, la capa de tejido que recubre los párpados y cubre la parte blanca de los ojos. Es causada por el contacto con una sustancia a la que eres alérgico(a), como el polen al aire libre, la caspa de mascotas de interior o las esporas presentes en el polvo. Los vasos sanguíneos en el ojo se hinchan, llevando a que los ojos se pongan rojos, piquen y produzcan lagrimeo.

Las personas con alergias estacionales suelen tener una reacción más fuerte cuando están al aire libre en días calurosos y secos, que es cuando el recuento de polen es más alto. Los síntomas tienden a ser menos severos para las personas con alergias en interiores, aunque estos pueden manifestarse en cualquier época del año y en cualquier momento en que se levante polvo, ya sea respirándolo al limpiar muebles o al preparar a tu perro.

Los síntomas de la conjuntivitis alérgica incluyen picazón, ardor, ojos rojos; párpados hinchados; ojos llorosos y/o secreción fibrosa; y sensibilidad a la luz.

Conoce más: ¿A qué edad aumenta el riesgo de alergias alimentarias?

Aunque la mejor forma de evitar los síntomas es evitar las sustancias que desencadenan tu alergia, esto no siempre es posible. Intente tratar los síntomas con gotas lubricantes para los ojos y aplicando compresas frías. Los medicamentos antihistamínicos pueden ayudar, pero suelen hacer que los ojos llorosos se sequen demasiado, así que úsalos con precaución.

Cómo reducir la exposición a alergias en interiores

  • Usa una aspiradora con filtro HEPA (de alta eficiencia para atrapar partículas) para eliminar mejor el polvo y la caspa.
  • Mantén a las mascotas fuera de tu habitación.

Cómo reducir la exposición a alergias al aire libre

  • Usa lentes de sol y un sombrero de ala ancha para proteger tus ojos.
  • Enjuágate los ojos cuando llegues a casa.

Para un verdadero alivio, obtén un diagnóstico adecuado de un especialista en alergias (alergólogo) que pueda identificar tus alérgenos específicos y recetarte medicamentos más fuertes si es necesario.

 

Vía: Health Day News