,

Hacer ejercicio de forma regular es uno de los mejores antídotos que existen para combatir múltiples enfermedades y amenazas a la salud integral, así lo han confirmado diversos estudios de todo el mundo.

Los beneficios que ofrece la actividad física son indistintos, es decir, favorecen a todas las personas, sin importar su edad, género, o si presentan sobrepeso u obesidad.

Conoce más: 5 tips para padres que tienen hijos con sobrepeso u obesidad

Un reciente estudio estadounidense encontró que el ejercicio regular mejora la salud de las personas que presentan sobrepeso u obesidad, incluso si no logran perder peso.

Hacer ejercicio, lo importante

“La práctica cultural y clínica debe comenzar a cambiar y no enfocarse solo en la pérdida de peso para los beneficios de salud, sino en realmente fomentar y mantener un cierto nivel de ejercicio”, indicó la doctora Grace Liu, investigadora principal del estudio y profesora asistente en el Centro Médico del Suroeste de la Universidad de Texas, en Dallas, Estados Unidos.

Aunque no se pierda peso, [hacer ejercicio] conducirá a cambios beneficiosos que al final llevan a que se tenga una vida más larga”, agregó.

Durante la investigación, cuyos resultados fueron expuestos en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), se encontró que las personas con sobrepeso u obesidad que realizaban actividad física con frecuencia presentaban beneficios a la salud como:

-Pulsos en reposo más bajos.

-Menos grasa corporal.

-Más masa muscular magra.

-Una mejor función cardíaca, en comparación con las personas que presentan sobrepeso u obesidad y no realizan ejercicio con regularidad.

El beneficio de los músculos

Gran parte de los beneficios que las personas con sobrepeso obtienen del ejercicio proviene del aumento de su masa de músculo magro, aseguró el doctor Salim Virani, presidente del Consejo de Prevención de la Enfermedad Cardiovascular del Colegio Americano de Cardiología.

“Los músculos son muy buenos para encargarse de los azúcares en exceso en la sangre”, lo que reduce el riesgo de desarrollar diabetes y sus complicaciones relacionadas con el corazón, explicó el experto.

El simple hecho de “ser físicamente activo añade mucho impulso en términos de la salud cardiovascular. Perder peso no lo es todo. Hacerse físicamente activo ofrece mucho más”, puntualizó.

 

Vía: Health Day News