Alimentar con leche materna a los bebés es una acción ampliamente recomendada por expertos, ya que ha sido asociada con múltiples beneficios a la salud, tanto de las madres como de los bebés.

Ahora, una reciente investigación canadiense encontró que la mejor manera de dar leche materna a los pequeños es administrándoselas directamente -amamantando- en lugar de optar por bombas de extracción.

Conoce más: 6 beneficios de la lactancia materna en las mamás

¿El motivo? Los resultados del estudio -publicados en la revista especializada Cell Host & Microbe– detallan que la leche de las mujeres que usaban una bomba “tendía a tener más bacterias potencialmente malas, y una menor abundancia y diversidad de gérmenes buenos”, en comparación con la leche materna de mujeres que amamantaban directamente a sus bebés.

¿Qué son las bacterias ‘buenas’ y ‘malas’?

El cuerpo humano está lleno de bacterias y otros gérmenes, algunos de estos son ‘buenos’, es decir, ayudan al organismo a defenderse de los gérmenes ‘malos’ así como a prevenir enfermedades. Por otra parte, las bacterias ‘malas’ son responsables de malestares y aumentan el riesgo se sufrir algunas afecciones.

Todas las personas, incluidos los bebés, tienen de ambas bacterias en su organismo, por lo que siempre es recomendable tener un equilibrio entre ambas. Este equilibrio se logra a través de una alimentación saludable.

El estudio

Los investigadores encontraron que la leche de las madres que utilizaban bombas para extraerla tendía a contener mayores niveles de ciertas familias bacterianas ‘malas’, que en algunas ocasiones pueden provocar infecciones.

Por otra parte, la leche de las madres que amamantaban a sus bebés directamente tenía una mayor diversidad de bacterias ‘buenas’.

Se ha demostrado que los microbios intestinales son importantes para el desarrollo del sistema inmunitario de los bebés. Y los desequilibrios en esas bacterias en los pequeños se ha vinculado con un mayor riesgo de desarrollar algunas enfermedades, explicó Meghan Azad, investigadora principal del estudio y profesora asistente de pediatría y salud infantil en la Universidad de Manitoba, en Canadá.

Recomendaciones

Tras conocerse estos resultados, la doctora Lori Feldman-Winter, presidenta de la sección de lactancia materna de la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés), compartió algunas recomendaciones:

-La leche materna es la mejor fuente de nutrición para los bebés.

-Amamantar directamente a los bebés es lo ideal.

-Se aconseja la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida.

 

Vía: Health Day News