,

Así como lo hacen los pacientes con enfermedades crónicas, las mujeres con diabetes gestacional deben prestar especial atención a su alimentación. Si bien es posible tratar este padecimiento y evitar complicaciones, ignorar las instrucciones de un médico podría convertirlo en un problema grave, tanto para la salud de la madre como para la del bebé.

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México, en alianza con la Federación Mexicana de Diabetes (FMD), la mayoría de las mujeres con diabetes gestacional enfrenta problemas para seguir las recomendaciones del médico, entre ellas mantener una alimentación saludable, vigilar la glucosa y hacer ejercicio.

Durante la prueba, las pacientes sí tomaban en cuenta el tratamiento farmacológico y las citas. No obstante, los antojos, el hambre y la falta de un cálculo de los carbohidratos representaban un obstáculo para seguir una dieta saludable.

“Las entrevistadas también comentan que no realizan ejercicio porque no les gusta y admiten que no hacen mediciones diarias de glucosa porque representa un gasto. Quienes sí realizan mediciones, lo hacen de manera irregular”, reportó el estudio.

A decir del Instituto Nacional de Perinatología, del total de mujeres que se embarazan en México, 10% desarrollará diabetes gestacional. Sin embargo, las mujeres embarazadas con alto riesgo por obesidad y predisposición genética familiar, desarrollarán diabetes gestacional hasta en 45%, aproximadamente.

Conoce más: Dieta baja en carbohidratos disminuye riesgo de diabetes gestacional

Recomendaciones

  1. Limita el consumo de grasas de origen animal y carbohidratos simples.
  2. Ingiere alimentos saludables que incluyan frutas, verduras y carbohidratos complejos —tales como pan, cereal, pasta y arroz—.
  3. Evita los productos que contengan mucha azúcar, como bebidas gaseosas, jugos de fruta y panes dulces.

 

Vía: Notimex