Los piojos generalmente se transmiten por contacto directo de cabeza a cabeza, y pueden hacerlo con menos frecuencia al compartir ropa o pertenencias como mochilas, así lo señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Una vez que los piojos caen de un huésped, pueden sobrevivir por menos de un par de días, agrega la agencia.

Por ello, los CDC sugieren cómo controlar la propagación de piojos:

Conoce más: 5 consejos para deshacerte de un problema de moho en tu hogar

  1. Evita el contacto directo con una persona infestada.
  2. No compartas sombreros, bufandas, abrigos, uniformes deportivos, cintas para el pelo o pasadores.
  3. No compartas peines, cepillos o toallas. Desinfecta los peines y cepillos remojándolos durante varias horas en agua caliente (al menos a 54 grados Celsius).
  4. Evita las camas, sillones, almohadas, alfombras o animales de peluche que hayan estado recientemente en contacto con una persona infestada.
  5. Lava en agua caliente la ropa, sábanas y otros artículos que haya usado una persona infestada. Sécalas al sol de preferencia.
  6. Los artículos que no son lavables se pueden limpiar en seco o sellar en una bolsa de plástico durante dos semanas.
  7. Aspira el piso y los muebles, particularmente donde la persona infestada se haya sentado o recostado.
  8. No utilices aerosoles fumigantes o vaporizaciones, que pueden ser perjudiciales para la gente.

 

Vía: Health Day News