El desayuno representa la comida más importante del día. Esto no significa que sea bueno comer mucho y sin cuidar los alimentos. En su lugar, debes pensar en cubrir varios grupos alimenticios.

Si no sabes cómo comenzar, te invitamos a leer estas sencillas recetas. Cada una de ellas contiene tan sólo 350 calorías.

  1. Cereal de granos enteros. Mezcla una taza de cereal, ½ taza de leche descremada y medio plátano.
  2. Pasta de maní con frutos del bosque. Unta dos cucharadas soperas de pasta de maní en un pan de grano entero. Combínalo con una taza de fresas.
  3. Licuado. Licua ¾ de taza de yogur descremado, una taza de tu fruta favorita y una taza de leche descremada. Puedes tomarlo inmediatamente o ponerlo en un termo para beber más tarde en otro lado.
  4. Waffle de grano entero. Acompáñalo con una cucharada de manteca de maní, una naranja mediana y un huevo duro.
  5. Frutos secos. Mezcla 23 almendras, dos cucharadas soperas de pasas de uva y una taza de cereales integrales. Colócalos en una bolsa de plástico y agita la bolsa para mezclarlos.
  6. Yogur. Cubre una taza de yogur descremado sin sabor con ½ taza de granola y ½ taza de arándanos. El yogur griego descremado es más cremoso y contiene más proteína que el yogur regular.
  7. Avena cocida. Mezcla la avena cocida con una cucharada de pasas de uva y ½ taza de frambuesas frescas.

Conoce más: Hot cakes saludables de avena con chía

Estas recetas te brindarán la cantidad adecuada de proteína, granos enteros y fruta. Es posible reemplazar la leche de vaca por leche de soja o frutos secos. Procura preparar tu desayuno la noche anterior.

 

Vía: Kids Health