Las rodillas son de las articulaciones más grandes y complejas del cuerpo, las cuales resultan fundamentales para brindar estabilidad al cuerpo.

Estas importantes articulaciones también les permiten a las piernas doblarse y enderezarse. Tanto la flexibilidad como la estabilidad son necesarias a la hora de ponerse de pie, caminar, correr, agacharse, saltar o darse la vuelta.

Conoce más: 3 tips para recuperarte de una lesión en la rodilla

Existen otras partes del cuerpo que ayudan a las rodillas a cumplir con su importante función, las cuales son:

-Huesos.

-Cartílagos.

-Músculos.

-Ligamentos.

-Tendones.

Problemas comunes

A pesar de su fortaleza, las rodillas son propensas sufrir problemas, especialmente lesiones o enfermedades que les impiden funcionar como deben.

Los principales problemas que afectan a estas articulaciones incluyen:

-Artritis (hace que el cartílago de la rodilla se desgaste gradualmente).

-Condromalacia (ocurre cuando el cartílago de la rótula se ablanda).

-Lesión al menisco (ocurre con facilidad si la rodilla se tuerce mientras se carga algo pesado).

-Lesión a los ligamentos (uno o ambos ligamentos se estiran o desgarran al hacer un movimiento rotativo brusco).

-Tendinitis (inflamación de un tendón).

-Enfermedad de Osgood-Schlatter (ocurre debido a la carga o tensión en un área de la placa de crecimiento en la parte superior de la espinilla).

-Síndrome de la banda iliotibial (ocurre cuando el tendón roza el hueso exterior de la rodilla, causando hinchazón).

Puntos clave

Algunos de los puntos clave que se deben tener en cuenta sobre los problemas de rodilla son:

1. Hombres, mujeres y niños pueden sufrir de problemas en las rodillas. Le puede suceder a personas de todas las edades.

2. Los síntomas dependen del tipo de lesión o trastorno. Sin embargo, la mayoría de los problemas de rodilla causan dolor y pueden limitar la capacidad de mover la articulación.

3. Los médicos diagnostican los problemas de rodilla utilizando los antecedentes médicos del paciente, haciéndole un examen físico y ordenando pruebas diagnósticas.

4. El tratamiento depende del tipo de lesión o trastorno.

5. Algunos problemas de las rodillas, como los que son causados por los accidentes, no se pueden evitar. Sin embargo, se pueden prevenir muchos de estos problemas usando la protección necesaria y ejecutando movimientos de forma adecuada.

6. Las personas con problemas de rodilla deben hacer ejercicios para aumentar la extensión del movimiento, de fortalecimiento y aeróbicos regularmente.

 

Vía: Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel