Viajar en vacaciones o por negocios no debería interferir con hacer suficiente ejercicio, así lo aconseja el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos.

Por ello, estas son las sugerencias de la agencia para que te mantengas en forma mientras te encuentras lejos de tu hogar:

  1. Empaca tu ropa y calzado de entrenamiento.
  2. Si viajas en automóvil, para con frecuencia en el camino para estirarte o caminar. Esto te ayudará a estar más alerta al volante.
  3. Si estás viajando en avión, camina alrededor del aeropuerto mientras esperas tu vuelo.
  4. Procura incluir mucha actividad física mientras haces turismo. Trata de hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio cada día.
  5. Utiliza las instalaciones acondicionadas para hacer ejercicio de tu hotel, dígase gimnasio, cancha de tenis, etc.

Conoce más: Ejercicio nocturno, con efectos positivos sobre el sueño

Si el trabajo te mantiene fuera de casa de manera frecuente, seguramente será un desafío ser constante con tu programa de ejercicios. El tiempo de viaje y las reuniones pueden dejar poco espacio en tu agenda para hacer actividad física. Pero no olvides que la dedicación y la planificación te ayudarán a mantenerte en forma y a aliviar el estrés que el trabajo suele causar. Por ello, es importante que tomes en cuenta estos consejos cuando viajes.

Asimismo, si el jet lag o los cambios de horario te agotan, procura que tu entrenamiento sea más corto o más ligero de lo normal. Está bien tomarlo con calma de vez en cuando. Debido a que los viajes pueden ser muy perjudiciales para tu forma de comer y/o dormir, tampoco es el mejor momento para tratar de aumentar tu nivel de condición física.

No obstante, recuerda que el ejercicio regular puede ayudar a reducir el estrés y los sentimientos de baja energía, lo que podría ser justo lo que necesitas para ponerte a trabajar.

 

Vía: Health Day News / Clínica Mayo