,

Recibir el diagnóstico de prediabetes no es sencillo, pero si se detecta a tiempo —y se siguen las medidas necesarias—, es posible revertirlo, de acuerdo con Rutila Castañeda, especialista en endocrinología y nutrición.

“La prediabetes es un estado en el que la glucosa en la sangre es mayor de lo normal, pero no lo suficiente alto para ser diabetes tipo 2. Es decir, se manejan cifras de glucosa entre 100-125 mg/dl en ayuno […] porque el cuerpo no procesa adecuadamente el azúcar de los alimentos”, señaló.

Por lo regular, se prenden los focos de alerta cuando el páncreas ya no está dando insulina de buena calidad. En ese momento, los niveles de azúcar comienzan a elevarse gradualmente. “Si seguimos con los mismos hábitos de alimentación y no hacemos ejercicio, estos niveles van a subir a 126 mg/dl. [Existe] una delgada línea entre tener prediabetes y diabetes (un miligramo de decilitro), pero con ese rango ya estamos diagnosticando diabetes”, afirmó.

Conoce más: Prediabetes, ¿qué medicamento debo tomar?

Factores de riesgo

Los principales factores de riesgo son el sobrepeso y la obesidad. Aquellas personas que llevan una vida sedentaria enfrentan mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Especialistas de Mayo Clinic recomiendan lo siguiente.

  1. Dieta saludable. Elige alimentos con bajo contenido en grasa y calorías. Para aumentar el nivel de fibra, enfócate en comer frutas, verduras y granos integrales.
  2. Actividad física. Procura realizar de 30 a 60 minutos de actividad física moderada todos los días de la semana.
  3. Pierde peso. Si tienes sobrepeso, intenta bajar entre 5 y 10% de tu peso corporal. Para mantener tu peso en un rango saludable, concéntrate en hacer cambios permanentes de tus hábitos de alimentación y ejercicio.
  4. Tabaquismo. Las personas que fuman tienen hasta 40% más probabilidades de tener diabetes tipo 2.
  5. Medicación. Un especialista podría prescribirte fármacos, en caso de tener un alto riesgo de diabetes.

 

Vía: Notimex