,

Se piensa que los infartos son cosa de los adultos mayores, pero no es así. Los males cardíacos también son comunes en la población joven. Entre los principales factores de riesgo destacan aquellos ligados al estilo de vida, por ejemplo:

  1. Sobrepeso y obesidad.
  2. Diabetes tipo 2.
  3. Hipertensión.
  4. Consumo de drogas.
  5. Sedentarismo.

Así, los malos hábitos de alimentación, las adicciones y la falta de ejercicio son los principales responsables de los altos índices de ateroesclerosis coronaria en jóvenes.

“Un aspecto que favorece la aparición del infarto al miocardio en los jóvenes es el uso de las drogas que tiene un efecto tóxico vascular, y, sin duda, la cocaína es una de ellas. La cocaína tiene un efecto de excitación y está perfectamente demostrado la toxicidad sobre las arterias coronarias”, precisó Francisco Javier León Hernández, presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México.

Pese a lo que se piensa, los infartos son más letales en los jóvenes que en personas mayores de 40 o 50 años. Esto se debe a que con la edad se desarrolla un mecanismo llamado circulación colateral, que consiste en la formación de nuevas pequeñas arterias que “brincan los tapones” y compensan la enfermedad obstructiva del corazón.

Conoce más: 10 factores de riesgo que llevan a un infarto cerebral

Recomendaciones

  1. Reduce el consumo de bebidas energizantes —éstas contienen taurina y cafeína en exceso—.
  2. Ejercítate y evita el estrés.
  3. Adopta una dieta equilibrada y realiza actividad física con frecuencia.
  4. Evita la combinación de anticonceptivos y tabaquismo.
  5. Duerme de siete a ocho horas por noche.

De ser posible, reduce el número de tiempo que pasas frente a dispositivos electrónicos.

 

Vía: Notimex