, ,

Agregar sal a los alimentos o comer productos que la contienen no es malo. Es importante borrar esta creencia y entender que lo realmente dañino es el exceso. Muchos alimentos ya contienen sodio, algunos otros no lo necesitan. Condimentar con sal todo lo que comemos, sin probarlo antes, es el verdadero error.

Se ha comprobado que el 70% de la ingesta de sal procede de 25 alimentos; entre ellos destaca la comida procesada, como pizza, botanas, carnes frías y embutidos, por mencionar algunos. En este sentido, mantener una dieta saludable es de mayor ayuda que preocuparse todo el tiempo por no consumir sal, uno de los ingredientes que más daña al cuerpo cuando se ingiere sin límites.

Algunas personas son más sensibles a los efectos del sodio, por lo que deben comer menos. ¿Cuáles son los riesgos de consumir más de una cucharadita por día?

1. Hipertensión. Es sabido que la presión arterial alta es una de las principales consecuencias de comer mucha sal. La dieta DASH tiene el poder de reducir sus niveles; además, sus efectos pueden notarse al cabo de unas cuantas semanas.

2. Enfermedades cardiovasculares. Se ha demostrado que reducir el consumo de sodio disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, así como las tasas de mortalidad a largo plazo.

Conoce más: 10 alimentos que aumentan el consumo de sodio

3. Accidentes cerebrovasculares (ACV). El aumento del volumen sanguíneo provocado por la sal exige al corazón un mayor trabajo, al tiempo que ejerce más presión sobre los vasos sanguíneos. Estos pueden endurecerse y conducir a hipertensión, ataque cardíaco y ACV.

4. Problemas renales. A medida que el sodio se acumula, el cuerpo retiene agua para diluirlo. Esto aumenta, tanto la cantidad de líquido que rodea las células, como el volumen de sangre en el torrente sanguíneo. Por lo regular, los riñones tienen problemas para funcionar en este tipo de casos.

5. Cáncer. Investigaciones han demostrado que una mayor ingesta de sal, sodio o alimentos salados es factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de estómago. El Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer concluyeron que la sal, al igual que los alimentos salados, son una causa probable de esta enfermedad.

 

Vía: Hola Doctor