Una conmoción cerebral es una lesión en el cerebro que resulta de un impacto en la cabeza.

Si bien generalmente no suele ser mortal, una conmoción cerebral puede causar problemas a corto y largo plazo. Por ello, los padres y cuidadores de niños con conmoción cerebral deben tener un papel activo en su recuperación, así lo subraya el Departamento de Salud del Estado de Nueva York, en Estados Unidos.

Aquí algunas sugerencias para lograrlo, cortesía de la agencia:

  1. Asegúrate de que el niño esté bien descansado.
  2. Asegúrate de que el niño evite las actividades de alto riesgo y alta velocidad.
  3. No le des medicamentos que el pediatra no haya aprobado.
  4. Comparte información con aquellos que interactúen con el niño para ayudarlos a entender sus necesidades.

Conoce más: ¿Cómo actuar ante un golpe fuerte en la cabeza?

Papá y mamá, recuerden que el cerebro está formado por tejido blando, que a su vez está protegido por líquido de la médula espinal y por el cráneo. El cerebro puede moverse dentro del cráneo y hasta golpear sus paredes. Si el cerebro se golpea contra la pared del cráneo, por ejemplo debido a una caída en los juegos del parque o a una lesión por latigazo de la columna, puede producirse un moretón, romperse los vasos sanguíneos y lesionarse los nervios dentro del cerebro. Tales lesiones pueden ocasionar una conmoción cerebral.

Toda persona que ha tenido una lesión en la cabeza debe mantenerse tranquila, aún si se siente bien, a fin de identificar si existen síntomas de conmoción cerebral. Si a una persona no se le diagnostica la lesión, puede estar en riesgo de sufrir daño cerebral o algún tipo de discapacidad. Por lo tanto, todo síntoma relacionado con una conmoción cerebral debe ser examinado por un médico a la brevedad.

Los niños que tienen una conmoción cerebral generalmente se recuperan en una o dos semanas sin problemas de salud permanentes, de ahí la importancia de seguir los tips antes mencionados.

 

Vía: Health Day News / Kids Health