Los lentes de contacto de color, también llamados personalizados, son lentes de contacto decorativos o de moda, y pueden cambiar la apariencia de tus ojos.

Aunque los lentes de contacto de color pueden no cambiar tu visión, es importante obtener una receta médica para asegurarte de que obtengas unos del tamaño correcto, así lo indica la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Conoce más: ¿Por qué también debes proteger tus ojos de los rayos UV?

Un lente de contacto de color que se adapta mal a tu ojo puede arañar la córnea o causar una úlcera o dolor en dicho tejido, advierte la agencia.

Por lo anterior, la FDA aconseja lo siguiente:

  1. Los lentes de contacto de color son dispositivos médicos que están regulados por la FDA (en el caso de Estados Unidos) y nunca deben venderse como cosméticos o sin receta. En México están regulados por la Comisión Federal para la Protección contra riesgos Sanitarios (COFEPRIS).
  2. Debes usar la solución adecuada para mantener los lentes de contacto limpios y húmedos y prevenir infecciones.
  3. Hazte un examen con un oftalmólogo antes de considerar usar lentes de contacto de color. Aprende a insertarlos de forma segura para evitar lesiones en los ojos.
  4. Visita a tu oftalmólogo si tienes enrojecimiento o irritación que no desaparece.

 

Vía: Health Day News