Cuidar y garantizar -en medida de lo posible- la adecuada salud y el óptimo desarrollo de los bebés es la principal tarea de todos los padres de familia. Sin embargo, es una tarea que no podrán llevar a buen puerto si lo hacen por sí solos. De ahí la importancia de un pediatra.

Los pediatras son expertos en salud que están especializados en las necesidades de los más pequeños.  Cuentan con la capacitación para atender los problemas de salud y las enfermedades de los bebés, niños, adolescentes e incluso adultos jóvenes.

Conoce más: 4 motivos de salud por los que debes llevar al médico a tu recién nacido

Ser padre primerizo o mudarse a un nuevo hogar son motivos que despiertan la duda en los padres sobre cómo buscar y elegir a un pediatra adecuado. Para ayudarlos a resolver esta importante interrogante, especialistas recomiendan seguir los siguientes consejos:

1. Recabar información

Lo ideal es iniciar la búsqueda de un pediatra preguntando a amigos, familiares o a otros padres sobre alguno que conozcan y en quien confíen.

Otro buen ejemplo de iniciar la búsqueda es considerar la posibilidad de pedirle asesoramiento al médico familiar.

Finalmente, se debe tomar en cuenta que la mayoría de los pediatras están certificados por instituciones médicas, por lo que se puede acudir a un hospital, escuela de medicina o una sociedad médica cercana para solicitar una lista de pediatras locales.

2. Realizar entrevistas telefónicas

Cuando se cuente con algunas opciones, el siguiente paso a seguir debe ser realizar una breve entrevista a los pediatras -recomendablemente vía telefónica- para darse una idea de si es el idóneo o no. Lo fundamental es realizar preguntas sobre la formación y la capacitación del médico, así como también sobre los procedimientos generales de su consultorio.

3. Concretar una visita

Tras la breve entrevista telefónica, el paso final es concretar una visita al consultorio para conocer personalmente al pediatra y saber la localización exacta del consultorio. De ser posible, ambos padres deben asistir a esta visita, para que no existan conflictos por la elección en el futuro.

Los padres deben evitar sentir miedo o vergüenza al momento de hacer preguntas al pediatra, pues se trata de una persona que será fundamental durante el crecimiento y desarrollo de su hijo. Algunas preguntas clave que se deben resolver con esta visita incluyen:

-¿El consultorio está bien ubicado: es de fácil acceso en automóvil o en transporte público?

-¿Los horarios de atención son convenientes para el horario personal de los padres?

-¿Cuál es la política del médico acerca de recibir y devolver llamadas telefónicas o mensajes de texto?

 

Vía: Healthy Children