Mantenerse seguro en el trabajo significa reducir tus riesgos de lesiones y enfermedades, así lo indica el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.

Por ello, estas son las sugerencias de la agencia sobre lo que puedes hacer, tanto en el trabajo como en el hogar, para mantenerte más seguro en tu empleo:

Conoce más: 3 tips para afrontar un día difícil en el trabajo

  1. Levanta cosas usando tus piernas en lugar de tu espalda.
  2. Configura tu área de trabajo para que se adapte a tu cuerpo.
  3. Toma descansos cortos y estírate.
  4. Siempre usa equipo de protección cuando sea necesario.
  5. Pregunta sobre los recursos de salud disponibles en el trabajo.
  6. Duerme lo suficiente.
  7. Come una dieta saludable.
  8. Haz suficiente ejercicio.
  9. Mantén un peso saludable.
  10. Haz lo que puedas para controlar el estrés.

Recuerda que las enfermedades profesionales o los accidentes de trabajo son un riesgo latente en toda empresa; y no olvides que los riesgos son aquellas situaciones dentro de la oficina o tu entorno que pueden atentar contra el bienestar tanto tuyo como de otra persona (dígase un colega de trabajo, por ejemplo). De ahí la importancia de seguir estos consejos y así evitar accidentes de cualquier tipo que atenten contra tu integridad física y tu salud.

 

Vía: Health Day News