,

La alimentación es un factor indispensable para una gestación saludable. Desafortunadamente, muchas madres jóvenes desconocen qué tipo de dieta deben seguir y cuáles son alimentos que no deberían formar parte de su alimentación.

ClikiSalud te comparte una breve lista. Si tienes dudas, visita a tu médico.

1. Pescados grandes. Algunos peces almacenan mercurio en cantidades peligrosas para las embarazadas, según la Administración de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés). 

2. Comida chatarra. Este tipo de comida es rica en calorías que no aportan los nutrientes que el bebé necesita, de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina Estados Unidos. 

3. Embutidos. Las salchichas, carnes frías y otros embutidos son una fuente importante de listeria, según un estudio publicado en la revista Epidemiology and Infection.

Conoce más: 5 alimentos a evitar para no ganar calorías innecesarias durante tu embarazo

4. Frutas y verduras sin lavar. Es muy importante lavarlos muy bien antes de comerlos, con el fin de evitar las bacterias y los gérmenes presentes en ellas, según Brenda Eskenazi, especialista de la Universidad de California en Berkeley.

5. Bebidas no pasteurizadas. La leche y los jugos no pasteurizados, así como sus productos derivados, pueden estar contaminados con listeria, según la Clínica Mayo y la Asociación Americana del Embarazo.

6. Germen de soya, alfalfa y rábano. Existe el riesgo de que estén contaminados con bacterias como salmonella o E. coli y no deben comerse crudos.

7. Hígado. El hígado es un alimento rico en vitamina A y, aunque suene contradictorio, hay que tener cuidado al comerlo, a decir de Loredana Quadro, profesora asistente en la Escuela Rutgers de Ciencias Biológicas y Ambientales.

8. Cafeína. Consumirla, en especial en los tres primeros meses, se relaciona con un retraso en el crecimiento del bebé y con bajo peso al nacer, según un estudio del British Medical Journal.

9. Quesos blandos y frescos. Pueden estar contaminados con listeria, de acuerdo con el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria de EEUU (FSIS, por su sigla en inglés). Es mejor elegir quesos que estén hechos con leche pasteurizada.

10. Carne cruda o poco cocida. La carne suele estar contaminada con bacterias y, si está cruda, puede ser un gran fuente de enfermedades.

 

Vía: Hola Doctor