Depresión y salud mental

El bienestar emocional y la salud mental son un aspecto básico en los asuntos relativos a la salud. Garantizar ambos aspectos es importante para mantenerse sano, de acuerdo con institutos como Harvard Medical School, American Academy of Family Physicians y American Psychological Association, estos padecimientos también pueden producir diversas afectaciones físicas.

El estrés, la depresión y la ansiedad contribuyen a tener una serie de dolencias físicas, como los trastornos digestivos y del sueño, así como falta de energía y debilidad del sistema inmune haciéndolo más propenso a resfriados y otras infecciones.

Los síntomas que podrían vincularse con un desequilibrio de la salud emocional, son numerosos, como la presión arterial elevada, el dolor de espalda o de cabeza y el estreñimiento o diarrea, entre otros. Por otra parte, la mala salud emocional produce que las personas no cuiden su salud apropiadamente, o bien, que se abuse del alcohol o el tabaco, por ejemplo.

Este tipo de padecimientos, en ocasiones son precipitados por situaciones de la vida cotidiana, como sufrir la pérdida de un ser querido, un estilo de vida ocupado, divorciarse, sufrir una lesión o enfermedad, por mencionar algunos.

Para lidiar con este tipo de eventos y tener recursos para aliviar la presión, debes reconocer tus emociones y comprender por qué las estás teniendo.

Es fundamental que expreses tus sentimientos al médico, pues para ayudarte, resulta importante que él sepa que estás ansioso o bajo presión; como primer paso, el especialista comprobará que tus síntomas no son el resultado de otro problema físico, para después ocuparse de las causas emocionales.

Buscar el balance en la vida es básico, esto significa que no debes obsesionarte con los problemas de trabajo, escuela o casa, que puedan llevarte a sentimientos negativos; si bien es importante que combatas esas emociones, también debes enfocarte en las cosas positivas.

Algunas investigaciones han demostrado que una actitud positiva es capaz de mejorar la calidad de vida, por lo que es recomendable que encuentres tiempo para hacer las cosas que disfrutas y realices ejercicio o alguna técnica de relajación, ten una buena rutina, aliméntate saludablemente y duerme lo suficiente.

Las personas con tolerancia ante la adversidad son capaces de lidiar con el estrés de manera sana, por lo que desarrollar esta cualidad puede ayudarte.

 

 

Vía: Harvard Medical School, American Academy of Family Physicians, American Psychological Association

Depresión y salud mental