hipertensión y corazón

La insuficiencia cardíaca es un padecimiento crónico que se puede tratar. Cuidarse y tener una buena atención médica le permitirá llevar una vida normal y cómoda.

Este padecimiento generalmente es prolongado y gradual, sin embargo en algunos casos se puede presentar repentinamente. Las causas de la enfermedad pueden ser diversas. La insuficiencia puede presentarse únicamente en alguno de los lados del corazón (derecho e izquierdo) o presentarse en ambos. Cuando se presenta la insuficiencia cardíaca el corazón no puede bombear de manera adecuada sangre oxigenada a todo el cuerpo, básicamente puede ocurrir cuando:

  • El miocardio no es capaz de bombear o expulsar la sangre del corazón adecuadamente. A esto se le llama insuficiencia cardíaca sistólica.
  • Los músculos del corazón están rígidos y no se llenan fácilmente con sangre, condición que se conoce como insuficiencia cardíaca diastólica.

El fin del tratamiento contra la insuficiencia cardíaca es incrementar el tiempo y calidad de vida. Lo más importante en estos casos es, además de seguir las indicaciones de tu médico, realizar una serie de modificaciones en los hábitos de vida para ayudar a controlar la enfermedad y otras afecciones que puedan presentarse.

Entre los aspectos que se necesitan adaptar están la dieta, el ejercicio, el consumo de alcohol y dejar el consumo de tabaco. En lo que respecta a la alimentación, tendrás que reducir el consumo de algunos elementos como la sal, las grasas y el alcohol (el médico te indicará cuál es la cantidad que puedes ingerir de manera segura).

Dentro de tu tratamiento también se le recetarán medicamentos para tratar las causas de la insuficiencia, disminuir la fatiga, la falta de aire y la hinchazón. También pueden servir para mejorar los niveles de energía y mantenerlo físicamente activo. Entre los medicamentos que pueden ser recetados están: inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA), bloqueador del receptor de la angiotensina (BRA), diuréticos, bloqueador beta, digoxina, vasodilatador, etc.

Hay señales de alarma para el paciente con insuficiencia, debes llamar al médico o buscar atención médica cuando:

  • hay aumento de peso de 1.3 kg o más en un día;
  • pies, tobillos u otras partes del cuerpo presentan hinchazón;
  • cuesta trabajo respirar;
  • algo que podía hacerse el día anterior sin dificultad cuesta trabajo realizarlo;
  • tiene influenza;
  • presenta fiebre;
  • hay dolores dolores en el pecho.

También hay situaciones que pueden indicar que tu corazón no está funcionando bien, estas son:

  • mucosidad rosácea y rastros de sangre que expulsa al toser;
  • confusión y dificultad para pensar, mareos;
  • Cambios en el apetito.

Recuerda que puedes hacer mucho para estar bien. Es importante que visites a tu médico regularmente y sigas sus instrucciones, pide consejos en temas relativos a la alimentación, los medicamentos y el ejercicio. También acostúmbrate a leer las etiquetas de los alimentos, evita los que tengan alto contenido de sodio o sal. Sobre todo, mantén el interés y una actitud optimista.

Vía: American Heart Asociation, Biblioteca Nacional de Medicina de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, heartfailurematters.org de la Asociación de Insuficiencia Cardiaca de la Sociedad Europea de Cardiología.

hipertensión y corazón