estres-postraumaticoUna nueva investigación de la Escuela de Salud Pública de Harvard sugiere que las mujeres que sufre síntomas de trastorno de estrés postraumático podrían tener un riesgo mayor de padecer sobrepeso u obesidad. Según este estudio publicado en la revista JAMA de Psiquiatría.

El trastorno de estrés postraumático es un desorden de ansiedad que es provocado por hechos estresantes o atemorizantes. El trastorno puede ocurrir inmediatamente después de un evento o puede tardar semanas, meses o años en desarrollarse.

Los síntomas del trastorno puede incluir pesadillas y regresiones, insomnio, falta de concentración y sentimientos de aislamiento, irritabilidad y culpa.

Los investigadores apuntan que estudios anteriores han identificado a este padecimiento por si solo como un factor de riesgo para el aumento de peso, pero no se había estudiado cómo los síntomas en sí mismos pueden contribuir con la obesidad.

Para investigar este vinculo, los investigadores analizaron una muestra de 54 mil 244 participantes que forman parte del Estudio de Salud de Enfermeras II. Todas las participantes estaban en una edad entre los 24 y los 44 años cuando el estudio se inició en 1989, y se les realizó un seguimiento hasta el 20005.

A las participantes se les preguntó, a través de un cuestionario, a qué edad sufrieron el peor evento en su vida y si habían experimentado síntomas de estrés postraumático debido a esto.

La mayoría de las mujeres señalaron también la información relativa a su altura y su peso en la base de datos del estudio, a las mujeres que reportaron síntomas de estrés postraumático se les monitoreo también el índice de masa corporal (IMC) durante el estudio.

Los resultados del estudio revelaron que las mujeres que reportaron al menos cuatro síntomas de trastorno de estrés postraumático antes del inicio del estudio mostraron un incremento significativo en su índice de masa corporal.

Las mujeres que desarrollaron síntomas de estrés postraumático después o durante el periodo inicial del estudio no mostraron un incremento rápido en su IMC sino hasta que se aparecieron, al menos, cuatro o más síntomas del trastorno.

Además, la aparición de al menos cuatro síntomas del trastorno al inicio del estudio o después fue vinculado con un mayor riesgo de adquirir sobrepeso u obesidad, incluso si las mujeres tenían un IMC normal al iniciar la investigación.

En este sentido, los investigadores destacan que “a pesar de que el trastorno de estrés postraumático es una preocupación importante en lo que se refiere a sus efectos en la salud mental, nuestros descubrimientos sugieren que la presencia de síntomas del trastorno podrían aumentar las preocupaciones clínicas sobre el potencial desarrollo de problemas de salud físicos”.

Los resultados de la investigación deben impulsar el monitoreo de los pacientes en esta situación. Los investigadores señalan que esto sugiere que se debe dar atención y monitoreo a aquellos que están expuestos a sufrir de trastorno de estrés postraumático. “Los médicos podrían tener mayor efectividad si pueden reconocer y manejar este tipo de desórdenes emocionales. Nuestro trabajo también sugiere que las mujeres con trastorno de estrés postraumático deben ser monitoreadas o tener un seguimiento sobre el desarrollo de defectos adversos cardiometabólicos”.